.

domingo, 23 de septiembre de 2018

Vertientes

                                           25 de mayo de 2017
Dadme una caja de Pandora
donde poder meter todos los recuerdos
y permitidme echarla al mar
de donde nunca debí sacarla.

Ahora es nada.
Ahora es tiempo.
Ahora es circunstancial.
Ahora es mentira.
Ahora son mis disculpas
y bailes en silencio.

Al final solo quedan los hechos
y yo siempre fui de dejarlos brillar por su ausencia,
limpiar historial,
sin dejar rastro de mi presencia,
seguir caminando
y construyendo mis vertientes,

en paz.

miércoles, 22 de agosto de 2018

Atea de ti

Nunca fui un milagro.
Solo creo en mí.
Nunca fui barco,
solo mar.
Azul rebelde.

Siempre fui a destiempo,
marcando cada compás
al ritmo de un vals nuevo.

Siempre intenté salvar, por amor,
lo que tantas veces me intoxicó.
Ahora y siempre, a la deriva,
solo habrá ruinas,
y no, por una vez no son las mías.

Intento cumplir mis propósitos de año en año
y eso marca la diferencia entre tú y yo,
que no cumples ni las promesas
ni las verdades que proclamas,
y así, todo fracasa
porque si crees en algo vuelas alto
si no, todo es barro.
Todo es caída.
Ahora entiendo el significado de amor,
después de tanto, lo entiendo
después de nada, todo,

después de ti, todo.

miércoles, 9 de mayo de 2018

Contigo.

Que la vida es sueño decía Calderón de la Barca
y es que la vida, a tu lado, es, mientras soñamos. 
Esta vida que recoge náufragos que están perdidos a la deriva
mientras nadan hacia tierra firme buscando su orilla.
Algo así, me pasó contigo, vida,
nadando sin encontrarme me diste la mano
con intención de cuidarme y no ahogarme.
Llegué a tu isla como quien llega a un lugar nuevo,
con tanta inocencia y dulzura 
que las ganas de explorar se quedan cortas después de muchas millas.
Me das vida,
la sonrisa que sale sola a distancia,
las ganas de tu abrazo como bote salvavidas,
el hambre voraz de ti y crecer contigo,
el echar de menos como excusa para vernos.
El no vengas, que ya estoy yendo.
Me haces más humana
y más viva
porque de qué sirve tener vida 
si no sientes cada instante. 
Que quizás la primera letra de tu nombre 
no indica nada, pero a veces
hay que saber ver las señales
y yo
Contigo quiero
Crecer despacio
Construyendo poco a poco
Cada paso hacia delante y 
Cambiar los naufragios por
Caricias en el pecho que
Curen todos los miedos
Cerca de ti.